Septiembre y su esperada rutina

0

Como hace poco dije en instagram, me declaro fan absoluta de la rutina aunque adoro y necesito el caos del verano para sentirme libre, despreocupada y salvaje 😉

Este verano debo confesar que ha sido uno de los más caóticos de mi vida, con una barriga de 7 meses y un bebé de un año y medio solo deseaba que llegara septiembre para respirar un poco. Lo confieso, no han sido vacaciones (en cuanto a reposo) y aunque este septiembre estoy trabajando mucho, me siento mucho más descansada.

La llegada de la rutina, me ayuda a ver todo más claro, y aunque veáis que hace unos días que no he podido escribir en el blog, se avecinan muchos cambios que he estado preparando en la web y que seguro que os va a gustar. Os adelanto que en breve me tomaré unas semanas de descanso, en las cuales voy a intentar hacer algún post de receta o explicando como me encuentro y enseñando a la pequeña Arianna, pero no prometo nada porque nunca se sabe y a mí me gusta escribir con el corazón y porque me apetece, no porque “toca”.

Respecto a la vuelta de la rutina, no se a vosotros, pero a mi fascina volver a hacer ejercicio y este año siento que mi bebé está tan encajada que no puedo moverme y aún me quedan 5 semanas por delante y echo mucho de menos no poder practicar deporte, algo que con el otro embarazo no dejé hasta una semana antes de dar a luz. Os revelo que caer en la cuenta que quedan 5 semanas y la cuarentena para poder movilizarme a un ritmo “normal” lo veo muy largo. El ejercicio cambia nuestro carácter, nos ayuda a conciliar el sueño, distrae nuestra mente y previene enfermedades y nos hace conectar con nuestro cuerpo. Por otra parte pienso que a mi organismo le está yendo bien una dosis de descanso aunque mi mente grite lo contrario 😉

Como veis a veces también me persiguen las dificultades como a todo el mundo. Se me han presentado inconvenientes para comer saludable, hacer ejercicio, sustituir antojos sanos por no tan sanos, descansar… Todos estos impedimentos para llevar una vida sana que trabajamos tanto en las sesiones con mis pacientes (no solo se trabaja la manera de alimentarnos sino lo que nos rodea y nos impide mejorar).

Y yo, ¿Qué extraigo de todas estas dificultades? aprendizaje. He aprendido a atarme los zapatos de lado y me he puesto en la piel de los hombres que vienen con muchas barriguita y les cuesta movilizarse. He aprendido a comer en restaurantes sorteando verduras crudas, evitando el postre y controlando la cantidad de mi apetito (que en el embarazo se incrementa), me he educado cuando los antojos se pasaban de la raya. He conseguido convivir con la celulitis, ¡ay, madre! Jamás había tenido, ¡ni en el primer embarazo! (ya os contaré como la extermino, porque esta no se queda conmigo). Me he podido poner en la piel de las personas que vienen a verme para que las ayude. He logrado ignorar los platos crudos (tatakis, carpaccios, anchoas, sushi, ensaladas, huevos poché, tortillas cruditas por dentro…) por el bien de mi gestación y son comidas que ¡me flipan!

Por eso, estoy segura que tu también puedes sortear dificultades porque así o veo diariamente en mi consulta. Con un poco de picardía, orden y un buen coaching lo logramos.

Y como todos mis pacientes, ahora soy yo la que tengo ganas de poder comer sano sin pensar que está contaminado, tener unas buenas digestiones, comer raciones un poco más razonables y hacer ejercicio. En fin, que si estás leyendo mi post y no estas embarazada me das mucha envidia porque tu si que puedes hacerlo en cuanto termines de leer estas líneas 😉 puedes empezar cuando quieras pero si realmente lo deseas no lo dejes para mañana, empieza ahora con un plan de acción y actuación.  

8 DESEOS PARA ESTE MES DE DICIEMBRE

0
  1. Un capricho Foodie: Un bowl de açaí. Un fruto con propiedades antioxidantes y que además ayudan a controlar el colesterol por su alto contenido en fitoesteroles. Rico en ácido oléico omega 9, calcio y potasio. Por su bajo contenido en sodio podemos decir que es un diurético natural. Ideal para controlar nuestro sistema cardiovascular, proteger a los deportistas de élite de su desgaste físico. Una buena fuente de calcio vegetal. Un sitio idóneo para degustar los bowls de açai son:  La casa do Açai  y Flax & Kale
2. Un momento de relax: después de un buen paseo, que mejor que sentarse frente al mar y hacer un buen ejercicio de respiraciones conscientes para relajar la tensión de nuestro cuerpo. Esos 5-10 minutos me hacen renacer. ¿Lo has probado? Si no vives cerca del mar prueba en la montaña.
3. Dos Caprichos deco: Ahora mismo mis caprichos giran en torno a mi futura bebé y le he comprado una lámina de Mister wonderful y una irresistible muñeca que está en la lista de regalos que me pidieron mis mejores amigas de bel and soh, esta tienda me tiene enamorada!

4. Una receta healthy: La que estoy preparando para el próximo post: una salsa healthy para que podáis poner en vuestra pasta, arroz o espaguetis de calabacín! (sale pronto la receta! ;))

 
5. Un pensamiento: valorar mis imperfecciones.
6. Un proyecto: saborear el final del proyecto más importante de mi vida y saborear nuestra obra de arte ;).
7. Un objetivo: Descansar.
8. Un remedio detox: Un caldo vegetal detox todas las noches y agua con limón todas las mañanas.
Un besote

MI MOTIVACIÓN

0
No sabéis las ganas que tengo de calzarme unas buenas zapas y salir a correr. Coger mi bici y subir, subir y subir, hacer una buena clase de ciardiobox y estirarme en la sauna 10 minutos… lo sé soy una flipada porque entre lo que queda de embarazo y la recuperación aún tardaré en poder empezar con mis rutinas pero tengo que confesar que como soy una motivada de la vida, una fashion victim del deporte y una freak de los cachivaches deportivos no puedo evitar tener mis pensamientos en las nubes 😉
Este post me servirá para motivarme cuando lleve noches sin dormir cuidando de mi pequeñuela a la que por cierto… tengo millones de ganas de conocer!!! (estoy muy nerviosa, lo tengo que confesar).
Cada un@ tiene su táctica para motivarse y compensar los excesos, por ejemplo mi amiga Anna que es una todoterreno cuando estaba embarazada tenía una cajita en la que ponía fotos “fit” que le motivaban y conjuntos de ropa que tenía ganas de estrenar y cada semana ponía un dinerito en la caja, así que cuando dio a luz tenia dinero ahorrado y motivación suficiente para ponerse en forma de nuevo! 😉

Te propongo que si tienes previsto bajar de peso, aumentar la musculatura o ser una finisher en algún reto deportivo, etc. Te hagas tu propia caja, post, libreta… de motivación, ello te ayudará a no tirar la toalla, a seguir con tu objetivo (debe ser realista!), a estar content@ por tus logros y a premiarte por ellos!

Aquí os dejo algunas de mis inspiraciones y mi wishlist.

Me encantan las clases de cardiobox (no son boxeo) porque me hacen sudar, quemar adrenalina y sentirme super bien, después una buena sauna o unas aguas termales y voilà! Como nueva a casa a comer algo sano y ligero para seguirme sintiendo 10!

 

 

Este reloj Suunto… que puede ser bienvenido antes de dar a luz, es una petición que le he hecho a mi querido y señor esposo… que como es un freak como yo, me ha prometido que este u otro similar cae!  Es un santo varón!

 

 

 

 Momentos Bikkers en los que el frío, el viento o la lluvia no te hacían parar.

 

La celulitis: A por ella!

0
La celulitis es uno de los problemas estéticos más molestos, durante el invierno parece que forma parte de nuestra intimidad y pasa desapercibida pero en cuanto llegan las altas temperaturas y nuestro cuerpo está a la vista de todos, llegan las lamentaciones: “¿por qué no he sido constante? El año pasado me juré que este año estaría genial…”
 
La piel de naranja aparece cuando las células que se encargan de almacenar grasa crecen de manera anormal, lo cual obstruye la circulación sanguínea, dificulta la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas.
Leer más