HIDRATA TU PIEL

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Es nuestra capa y la debemos cuidar porque cumple funciones muy importantes en nuestro organismo. Nos protege, termoregula, desintoxica a través del sudor, ayuda a la reserva de grasa, minerales, vitaminas, etc. Es la primera defensa de nuestro cuerpo actuando de barrera y potegiéndonos de patógenos.

Mantener este órgano preciado bien hidratado es tarea fácil si seguimos unas pautas básicas de alimentación, hidratación y cuidados externos ¿cómo podemos mantenerla hidratada?

  • Hidrátate bien con agua e infusiones
  • Realiza un peeling corporal una o 2 veces al mes, lo puedes hacer con aceite de coco y sal marina gruesa. Yo personalmente uso esta fórmula y también tengo uno que compré con sales de Mar Muerto en The Body Shop, va super bien también.
  • Asegúrate que el aguacate, los frutos secos, los aceites saludables no faltan en tu dieta, si crees necesario puedes añadir un suplemento de oemga 3.
  • Una mascarilla facial a la semana. El método natural que más me fascina es la mezcla de una clara de huevo, el zumo de 1/2 limón, 3-4 gotas de esencia de lavanda o romero (si tengo granitos), 1 cucharada de espirulina, 1 aguacate chafado y 1 cucharada de aceite de coco. Lo mezclo todo y lo extiendo en el rostro durante 10-15 minutos. También puedes comprar una buena mascarilla en tu centro de estética de confianza. En mi caso, cuando tengo prisa, me aplico una de Maria Galland que me encanta. Esta marca la conocí cuando me hice una limpieza de cutis en Ibiza el año que me casé y desde entonces la uso mucho.
  • Cada noche, después de lavarte la cara y antes de aplicarte la crema rocía tu rostro con agua termal y deja que se absorva solo. También puedes usarla por la mañana. Me chifla la sensación de frescura e hidratación que deja, ¡es un vicio!
  • Hidráta por fuera con una buena crema corporal. Yo voy variando pero siempre elijo una que se extienda fácilmente, con textura ligera que no quede pegajosa. El aceite de rosa de mosqueta, el aceite de coco junto con aceite esencial de lavanda es una de las cremas más naturales e hidratantes que te puedes aplicar.

A partir de ahora tienes ya más trucos para mimar tu piel y compensarle la exposición a las altas y bajas temperaturas, el viento, el sol y la polución.

Un besote,

C*

Escribe tu comentario