No hay verano sin ensalada

0

Llega la época estival y las frutas y las verduras no pasan desapercibidas para los amantes de las ensaladas. Potenciar el consumo de las de temporada, es la clave para asegurarte que nutrientes, vitaminas y oligoelementos estén presentes.
Siempre he reivindicado tener una nevera y despensa llena de nutrientes de temporada para asegurar que mis platos se llenen de sabor y a la vez fortalezcan mi sistema inmunitario. Me encanta comer sencillo pero rabiosamente delicioso. Si el plato, además de alimentarme cuida mi linea ¡mejor!

Y a ti, si te falta imaginación para que tus ensaladas sean la envidia de la familia, toma nota de estas ideas que te propongo.

Imagen extraída de

Ensalada de Hojas de roble, garnazs y aguacate (¡alíñala con pesto!) Imagen extraída de Pinterest

Calabacín, cuscus y queso feta (imágen extraída de Pinterest)

Espárragos verdes, tomate, queso fresco (Imagen extraída de Pinterest)

Tomate, mozarella y brotes de espinacas (Imagen extraída de Pinterest)

 

TE TIENDO MI MANO

0

Empiezo la semana con un post con mucho cariño, para aquellas personas que tantas veces se han visto en enfundadas en la necesidad de cambiar algo en su vida, en un momento dado en el que no tienen tanta fuerza para afrontarlo. Querid@ amig@, me siento totalmente identificad@ contigo. En ocasiones, me he sentido así. Cuando era más joven me autoexigía mucho y ahora que voy madurando te voy a confesar que me doy muchas licencias para respirar, anotar mi deseo y determinar una fecha real para conseguirlo.

A ciencia cierta, se que muchas personas desean bajar de peso y que en estos momentos por situaciones personales no se ven preparadas. Cierro lo ojos y veo ciertas caras que me lo ha desvelado, y se que pronto irán organizando  su vida y pondrán en marcha su pretensión.

Como he dicho, entiendo a la perfección este sentimiento y comprendo que ahora no sea el momento, sin embargo pienso que si lo deseas mucho, puedes empezar por realizar pequeñas acciones que te ayuden a mejorar tu alimentación, por lo menos así es como lo hago yo y me sienta de maravilla. Diminutos actos que provocan que mirando atrás me sienta profundamente orgullosa de mis logros. Esa es otra cosa, aplaudirse y reconocer las buenas cosas que haces ¡es importante!

Te dejo algunas propuestas que estoy convencida que te ayudaran:

  • Cambia el pan blanco por integral. Varia el tipo de harina (Así es más divertido), un día puedes consumir de espelta, otra centeno, otra con lino o chía… ¡hay tanta variedad en el mercado!
  • Ves a mercados orgánicos de visita y mira la cantidad de alimentos desconocidos que hay, si te pica la curiosidad ¿por qué no pruebas algún alimento nuevo? el kéfir, la quinoa, el gomasio, las lentejas rojas, las semillas… son alimentos que estamos introduciendo los españoles de forma paulatina. Si te entra misterio… ¡pruébalos!
  • Reduce el consumo de azúcar. Si eres de los que consume azúcar blanco en el café, té… ¿has intentado reducirlo un poco? también puedes probar la estevia, un edulcorante natural acalórico.
  • Cuando te apetezca un zumo de fruta, razona: la fruta entera contiene toda su fibra, tan solo consumirás una pieza y además te sentirás mucho más saciad@.
  • Si comes mucha cantidad, reduce una cucharada tus raciones (eso no es tanto ;))
  • Compra siempre aceites de calidad y orgánicos. También puedes consumir otras grasas saludables como los frutos secos ¡con moderación!
  • Asegúrate que evacuas a diario o día si/día no, esto es importante dado que en nuestro intestino se fabrica alrededor del 90% de la serotonina (hormona de la felicidad). Si este intestino está saturado, no podrá generar tanta serotonina y producirá que te sientas más deprimid@.
  • ¿Te sientes un poco débil? si crees que tu alimentación no está cubriendo las necesidades básicas infórmate sobre tu caso y añade los suplementos nutricionales que necesites. En cada época de nuestra vida, podemos añadir a nuestra alimentación complementos que nos ayuden a no padecer carencias y sentir luego menos ansiedad, hambre, irritabilidad, cansancio…

Como veis seguir estos consejos no implica esfuerzo, simplemente un poco de participación a que nuestro deseo esté más cerca y que cuando decidamos empezar tengamos ya hecho un recorrido. Profundizar en los puntos que te he comentado te ayudará a conocerte un poco más a ti mism@ y a culturizarte en este mundo tan fascinante.

Espero haberte acercado un poco más a tu deseo.

Con cariño,

C.

 

 

MERLUZA ASÍ, SI

0

Mi afición por el horno es algo anormal, lo reconozco, pero creo firmemente que es el mejor electrodoméstico que existe. Cuando estoy en casa trabajando o simplemente jugando en el jardín con mi pequeña, me despreocupo totalmente de la comida/cena, pues esta se está asando sola en el horno.

No he tardado en darme cuenta que es la mejor manera de cocinar para todos en casa. Mi marido es un fanático de cenar patatas o espaguetis, dado su alta actividad deportiva todas las mañanas ,de 6 a 9 de la mañana antes de acudir al trabajo. Mi hija, que está en plena época de crecimiento, come muy variado y debo cubrir en su dieta tanto en todos los macronutrientes como los micronutrientes. Y yo… no todas las noches ceno hidratos de carbono pero algunas si, así que con las verduras y en este caso el pescado sumados a las patatas o a veces añadiendo verduras frescas, consigo en  una sola cocción la cena ideal para todos.

Con el horno consigo cocinar sano y no perder tiempo. Además consigo hacerlo todo en una sola bandeja. Por estos motivos… ¡confieso que no se vivir sin él!

Por esta razón, hoy me gustaría compartir una receta de merluza con patatas y verduras  super deliciosa. Así que, ¡toma nota!

Ingredientes:

  • 4 patatas
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 10-12 tomates cherry
  • 1 limón
  • 1 diente de ajo
  • 4 cucharadas de aceite
  • Una pizaca de sal
  • Especias al gusto (yo le he puesto: tomillo, pimienta y pimentón dulce)

Preparación:

  • Precalienta el horno a 180º
  • Lava  las verduras y pelalas y cortalas a rodajas
  • En una bandeja para horno, pon las verduras y añade 3 cucharadas de aceite y condimenta con la sal y las especias
  • Introduce la bandeja en el horno y deja cocer a 180º unos 40 minutos (o hasta que las patatas y verduras estén cocidas pero que le queden unos minutos)
  • Añade la bandeja la merluza con el resto del aceite y el limón. Añádele pimienta si lo deseas
  • Cocer durante 10-15 minutos más hasta que la merluza esté cocida
  • Servir y ¡disfrutar!