VIDA SANA, DESPENSA ORGANIZADA

Lo que tengas en tu despensa es aquello que vas a comer y de ello dependerán tus hábitos nutricionales. Con este post te propongo realizar un cambio de los que a mi me encantan, vamos a decir adiós a lo malos hábitos reorganizándonos. Deshazte de todo aquello que no te alimenta el alma sino la gula. A mi me encanta limpiar los armarios y tirar todo lo caducado y regalar todos esos alimentos que sobraron de la barbacoa del fin de semana. Creo que este ejercicio es ideal para tirar todos esos snacks que no te hacen ningún bien y evitar las tentaciones.

  1. Primero de todo vacía la despensa. Limpiarla y deshecha los alimentos caducados y deshazte de aquellos no alimentos. Coge un boli, un papel y anota todos los alimentos nuevos que vas a incorporar para ir después a la compra. No te lo pienses… ¡Y actúa!
  2. Remplaza los vinagres azucarados o las salsas tipo ketchup por limón, limas, gomasio o vinagre de manzana.
  3. Cambia los granos refinados por granos enteros. El arroz blanco, la pasta, las harinas blancas se deben remplazar por semillas y granos enteros. Ya te lo conté en este post.
  4. Compra especias a granel. Las especias darán un sabor exquisito y diferente a los alimentos. Una dorada a la plancha con un poco de curry es muy diferente a una dorada al horno con limón, pimienta y tomillo. Busca sabores exóticos a través de los aderezos.
  5. Tira el azúcar de mesa, este ni lo regales. Puedes sustituirlo por panela, azúcar moscovado o de coco. Olvídate del azúcar moreno, generalmente es teñido (un fake total). Mi consejo es usar el azúcar únicamente para repostería casera. Evitarlo en el yogur, leche, café, infusiones… ¡no es necesario!
  6. Di adiós al plástico y usa el vidrio. Aquellos frutos secos, semillas, harinas… que vienen envasadas en plásticos deben remplazarse por cristal. Además puedes crear etiquetas donde poner el nombre, la fecha de caducidad y en el caso de las féculas la duración de cocción.
  7. La materia prima es la base de una buena alimentación. En nuestra despensa/nevera no deben faltar la frutas, las verduras, los huevos, las carnes, los pescados, las semillas, las féculas de gran calidad…
  8. Cestas para las verduras, frutas y patatas que no necesitan refrigeración. Mejor en cestas que permitan las transpiración, evita aquellas que estén totalmente tapadas, de esta forma alargaras la vida de tu huerta y evitarás encontrarte manzanas podridas 😉
  9. Organiza tus menús semanales, donde las verduras sean las reinas de tus platos principales, las semillas, los frutos secos la fruta y los granos enteros los protagonistas de tus desayunos.
  10. Remplaza la sal de mesa por sal marina sin refinar. La sal de mesa se extrae por procesos industriales e incluso les añaden aditivos que muchas veces no sale en las etiquetas. La sal yodada, está relacionada con enfermedades como el bócio, el hipotiridismo y la alteración de la función mental. Sin embargo la sal marina sin refinar o la sal del Himalaya rosada(que no proviene del Himalaya, por lo menos en muchas ocasiones…)  es mucho más nutritiva y contiene más minerales esenciales.


Me encantaría recibir fotos de vuestro nuevo almacén/despensa ;), podéis enviármelas a través de mi instagram

Un besazo,

C*

2 Comentarios

  1. Ostras me recomendaron la sal yodada porque estoy embarazada y pensé que era la más saludable 🙁

    • Hola Laura,

      Genealmente las suplementaciones de ácido fólico contienen el yodo que la gestante suele necesitar. De todas maneras, si la recomendación viene de tu ginecólogo haz caso de lo que te indique pues es el el facultativo que te lleva y tiene tus analíticas e história médica.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un besazo,
      C*

Escribe tu comentario