DIARIO DE UNA EMBARAZADA: PELIGROS EN ALIMENTOS

¡Buenos días a todos! Para arrancar la semana os traigo un post sobre la alimentación en el embarazo, al ser un tema muy denso y con muchas cosas a explicar voy a intentar hacerlo breve y simple para que os hagáis una idea y de como esta siendo mi experiencia como gestante, que ya os avanzo que es alucinante y sorprendente.
Para empezar y aunque suene a tópico la alimentación en una embarazada debe ser lo más completa y variada posible, teniendo en cuenta que existen ciertos peligros que debes sortear si no quieres poner en riesgo la salud de tu bebé. La verdad es que cuando hablo con otras futuras mamás enseguida me comentan que no tenían ni idea de que ciertos alimentos pueden ser peligrosos durante este período. Los ginecólogos te comentan que debes limpiar bien las frutas y que las carnes crudas no las debes consumir pero muy pocos van más allá y no explican el porque y que otros alimentos debes evitar. Lo mejor es acudir a nutricionista y con 1-2-3 sesiones pueda informarte debidamente y si es necesario controle tu peso.

¿Dónde encontramos los principales peligros?

Frutas y verduras: Elige siempre las de proximidad y de temporada puesto que son más frescas y mantienen más sus propiedades, si son ecológicas mejor pero ello no significa que no debas  limpiarlas a consciencia puesto que pueden contener bacterias (y pesticidas las que no son ecológicas) que nos pueden producir toxoinfecciones. Te recomiendo que las laves con abundante agua y una lejía de uso alimentario. La lejía que uso yo es Amukina.

Sushis, carpaccios, sashimis, pescado ahumado… Aunque el anisakis no tiene afectación en el feto debes saber que el pescado crudo puede estar contaminado por la bacteria de la listeriosis. Así pues es importante que el pescado este bien cocinado.  También pueden contener Listeria o Eschericha coli  los quesos sin pasteurizar como el camembert, feta, roquefort, algunos quesos frescos y la leche cruda. Tomar siempre los alimentos pasteurizados para evitar este riesgo. Mira bien las fechas de caducidad de los alimentos y no consumas ninguno que haya pasado de la fecha límite. Debes tener en cuenta también los alimentos precalentados, es decir si tiene sobras del día anterior te recomiendo que las calientes en una sartén primero a fuego lento y luego a fuego fuerte y que humee para asegurarnos que la posible bacteria muera.

Carnes poco cocinadas y crudas: Ojo ojito con la toxoplasmosis que puede generar mal formaciones en el feto visibles en una simple ecografía, por eso es conveniente cocinar bien estos alimentos a una temperatura de 75-80 grados.

Pescados grandes: Algunos pescados como el pez espada o el atún pueden contener metilmercurio. o policlorobifenilos. Por eso es conveniente limitarlos y su consumo ocasional es improbable que suponga riesgo para el feto.

Espero que este post os sirva de gran ayuda!
Besotes!

Escribe tu comentario