¿GRASAS VEGETALES? EN MI DIETA SIEMPRE

Las grasas vegetales están siempre presentes en mi dieta. En ocasiones os extrañáis cuando pongo aguacate en mis recetas, sin embargo si añado aceite de oliva es algo que aceptáis con tranquilidad. Hoy vengo a contaros que existen otras grasas a parte del aceite de oliva que nos aportan grandes beneficios y que consumidas con moderación y acorde con el resto de la alimentación no tiene porque influir negativamente en nuestra dieta, todo lo contrario!! Las grasas ayudan a saciarnos y según cual consumamos nos aportan nutrientes esenciales.

Las grasas vegetales ricas en omega 3, 6 y 9 se recomiendan para prevenir la oxidación y la inflamación para evitar así problemas de corazón. A continuación te muestro 4 ejemplos de grasas vegetales que están presentes en mi día a día siempre.
El aguacate
Es un alimento rico en vitaminas del grupo B,C,E, K, potasio, fósforo, cobre, magnesio, zinc… es un potente antioxidante, alcalinizante que aporta gran cantidad de fibra y que además ayuda a prevenir enfermedades coronarias. Sus grasas monoinsaturadas ayudan a disminuir el colesterol “malo” y a aumentar el colesterol “bueno.
Comer aguacate de forma controlada acelera nuestro metabolismo por ser rico en L-carnitina (un aminoácido que acelera la rotura de grasas), por eso siempre será más efectivo si practicamos ejercicio después de consumir aguacate. Esta fruta tropical nos hará sentirnos saciados, pero recuerda que su consumo debe ser controlado puesto que sino conseguiremos el efecto contrario (aumentar de peso).
Aceite de oliva
El aceite de oliva es un producto obtenido a partir de la aceituna, fruto del olivo. Contiene entre un 60-80% de ácidos grasos monoinsaturados, principalmente ácido oleico y en cantidades importantes de ácido linoléico.
El ácido linoléico es importante en el colesterol LDL (malo), ya que disminuye sus niveles y mantienes los niveles de HDL (colesterol bueno). Previene la arterioesclerosis y sus riesgos y es protector también de algunos tipos de cáncer.  Permite mejorar la presión arterial y el sistema endocrino estimulando funciones metabólicas. Presenta propiedades antioxidantes, por lo que retarda el envejecimiento celular y mejora las características de la piel.
En el proceso digestivo favorece la absorción de calcio, facilita la digestión y mejora el funcionamiento del sistema digestivo a todos los niveles.
Frutos secos


En general, los frutos secos son pobres en grasas saturadas y ricas en ácidos grasos poliinsaturados como el omega 3 y el omega 6 (ácidos linoleico y linolénico).
De todos los frutos secos, las nueces son las que contienen más ácidos grasos esenciales y las nueces de macadamia las que contienen más grasas y por lo tanto son las más calóricas.
Las almendras y las avellanas son los frutos secos que contienen más antioxidantes.
Los frutos secos contienen esteroles, estos desempeñan un papel importante en la fisiología de nuestro organismo dado que ayudan a reducir la absorción de colesterol presente en el intestino delgado proveniente, fundamentalmente, de las secreción biliar y la desintegración de las células descaradas del epitelio intestinal y, en menor cantidad, del aportado por la dieta.
Semillas
las semillas son un alimento altamente nutritivo.  Contienen calcio, fósforo, zinc, ácidos omega 3 y 6 y vitaminas liposolubles (A,D,E, K). Disminuyen el riesgo de enfermedades cardíacas, la depresiób y la demencia.
Personalmente me decanto por el sésamo, las semillas de calabaza y las de girasol y a veces las añado en ensaladas.

4 Comentarios

  1. Me encanta el aguacate esta buenísimo!!! Pero lo como solo una o dos veces al mes porque siempre que he estado a dieta me lo han prohibido, la verdad sea dicha que me das envidia por esa fuerza de voluntad por una vida sana, yo no puedo no tengo esa fuerza de voluntad y debería por salud pero siempre acabo cayendo en comida basura y fritos y todo aquello que no es bueno para mi salud me arrepiento pues si claro pero ya esta hecho ¿Como haces para tener esa fuerza de voluntad? ¿Es porque eres Nutricionista? Besos

  2. Hola Noa,
    La verdad es que es una forma de vida, intento siempre escoger alimentos con cabeza, aquellos que se que me van a aportar beneficios, placer y saciedad. Intento planificar siempre que puedo menús y dejarme preparada la comida si hace falta a las 7 de la mañana! Así cuando llego con hambre a casa ya tengo la opción sana hecha. También es importante que en tu nevera y despensa no tengas alimentos no recomendados, como fritos, snacks, etc.
    Obviamente, como toda persona sana también tengo tentaciones y a veces pueden más que la coherencia así que me lo como porque lo importante es el día a día y el hacer un exceso o comer algo no adecuado puntualmente no es negativo.
    Muchas gracias por tus comentarios en todas las entradas! 😉
    Un besote

  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Escribe tu comentario