8 TRUCOS PARA SUPERAR EL PICOTEO ENTRE HORAS

A menudo observo a la gente cuando pasea por la calle, en el transporte público, al salir de los colegios… son ratos en que muchas personas toman alimentos ricos en calorías, grasas y azúcares, sin darse cuenta que pueden ser sustituidos por otros alimentos que no estén tan tratados y que a su vez nos aporten beneficios y calmen de una vez por todas el picoteo constante.

Muchas personas relatan que en las comidas principales comen más bien poco, sin embargo entre horas o bien cuando llegan a casa después de una intensa jornada laboral es la que les empuja a picotear constantemente. Este tipo de hambre, que yo lo denomino “hambre emocional o irreal”, es aquel provoca un efecto muy similar al hambre fisiológico, es decir, la persona padece una sensación tan parecida al hambre real, que le resulta difícil controlarlo. Se trata de ese trozo de chocolate al terminar de comer o antes de acostarte, esa galleta con el té o esas tortillas de arroz con chocolate frente al ordenador después de haber desayunado.

¿Cómo combatirla?

  1. Consume alimentos saciantes. Evita aquellos alimentos ricos en azucares y grasas que únicamente crean adicción. Decántate por las verduras de hoja verde, los frutos secos, los cereales integrales, las frutas, etc.
  2. No salgas de casa sin desayunar. Desayunar es básico y el tentempié de media mañana también. Si te lo saltas estarás induciendo a comer azúcares entre horas, pues tu cuerpo te pedirá “gasolina y saciedad rápida” y se decantará por alimentos grasos y con exceso de azúcar (como la bollería, los snack, etc)
  3. Realiza ejercicio o practica algún hobby. A menudo las hora muertas o las excesivas horas frente al televisor incitan a picotear.
  4. Se consciente. Muchas veces comemos siendo consciente que es mera ansiedad, nos castigamos comiendo para tener motivos para sentirnos culpables.
  5. No vayas a comprar cuando tengas hambre. ves siempre a comprar con el estómago lleno, evitarás comprar alimentos que no debes. Evita pasar por los pasillos de comidas preparadas, bollería, etc. Y acude siempre al supermercado con una lista de alimentos.
  6. Planifica los menús con anterioridad. Planifícate un menú semanal con comidas sanas y apetitosas! En este blog tiene un millón de ideas!
  7. Evita las bebidas azucaradas. Los refrescos y los zumos producirán picos en los niveles de glucosa en sangre que caerán en picado y necesitarás reponer inmediatamente.
  8. Lleva siempre un tentempié. Una fruta, un puñado de frutos secos, un par de tortitas de maíz, un zumo natural de fruta, un yogur… son algunas de las opciones saludables que puedes llevarte de casa y evitar así la compra de cualquier alimento no aconsejado.

Comentarios

  1. Tienes razón, pero aveces cuesta tanto…. yo por ejemplo no desayuno nunca y no sera porque no me levante pronto que a las 7 h ya estoy de pie pero entre una niña y la otra siempre me voy de casa sin desayunar y claro cuando llega las 10 h de la mañana pues tengo hambre, me imagino que no es bueno pero no se como hacerlo… A mi personalmente me cuesta mucho más las cenas, algún día podrías poner una de tus recetas tan ricas para cenar??? Besos

Escribe tu comentario